TE CONTAMOS > FUTURO EN COMÚN > Futuro en común se suma al llamamiento #StandTogetherNow para que los gobiernos emprendan acciones audaces para lograr la justicia social, económica y ambiental

Futuro en común se suma al llamamiento #StandTogetherNow para que los gobiernos emprendan acciones audaces para lograr la justicia social, económica y ambiental

Nueva York, 17 de julio de 2019 –  Durante la celebración del Foro Político de Alto Nivel en la sede neoyorquina de Naciones Unidas, en Nueva York, una gran alianza de organizaciones de la sociedad civil se ha reunido para exigir que los gobiernos demuestren una mayor ambición ante las cumbres de  la ONU previstas para septiembre.

Activistas de todo el mundo han señalado que los Objetivos de Desarrollo Sostenible, acordados por la comunidad internacional en 2015, se hallan amenazados debido a la falta de acción contra el cambio climático, el aumento de las desigualdades y una creciente represión del activismo cívico pacífico.

Frente a ello, decenas de organizaciones han realizado el llamamiento #StandTogetherNow con el manifiesto “Unirnos en la lucha ahora para un mundo justo, pacífico y sostenible”. En este se anuncia un estado de emergencia.La humanidad no se puede permitir esperar, la gente está exigiendo un cambio transformador y no queremos aceptar esta falta de acción y de ambición actuales por parte de muchos gobiernos”.   

El llamamiento es apoyado por una gran cantidad de entidades que trabajan en la lucha contra la desigualdad, por la atención humanitaria, por los derechos humanos y contra el cambio climático. Se trata de organizaciones como Acción para el Desarrollo Sostenible, la Alianza ACT, ActionAid, Amnistía Internacional, CAN, CIVICUS, CPDE, GCAP, Greenpeace, Oxfam y Restless Development.

La desigualdad está aumentando. Los 26 multimillonarios más ricos son propietarios de tantos activos como la suma de los 3.800 millones de personas que componen la mitad más pobre de la población del planeta. La emergencia climática está agravándose. Naciones Unidas informa que podrían quedarnos solo 11 años más para intentar limitar una catástrofe debida al cambio climático. Existe una represión global de los derechos humanos. Solo 43 estados miembros de la ONU están satisfaciendo sus compromisos para defender las libertades civiles fundamentales de expresión, asociación y de reunión pacífica.

Al mismo tiempo, la mayoría de países que han firmado los Objetivos de Desarrollo Sostenible no están haciendo los progresos necesarios para evitar un colapso global.

“El impulso para lograr los ODS se está perdiendo”, indica Emmanuel Ametepey, de Youth Advocates de Ghana. “Hace solo cuatro años todos los Estados miembros de la ONU firmaron una nueva agenda radical para 2030”, añade. “Diez años podría sonar tiempo suficiente, pero ya nos estamos quedando atrás. Los jóvenes están listos para coger el testigo”.

“Hay más personas en todo el mundo que están sufriendo, como resultado del aumento de fenómenos meteorológicos extremos, el aumento de las desigualdades y las represiones de los gobiernos sobre los derechos humanos. Son los jóvenes quienes se llevan la peor parte de todo esto”, advierte Catherine Njuguna, embajadora de la juventud de la Alianza ACT.

“La gente se siente cada vez más frustrada ante lo lentos que van los cambios. Desde 2015 hemos visto que muchos países han ido presentando sus informes de progreso ante la ONU, pero sabemos que los cambios no se están percibiendo sobre el terreno. Las desigualdades están aumentando y muchas organizaciones y personas están siendo oprimidas en el globo”, indica Farah Kabir, directora de ActionAid Bangladesh.

“Muchas coaliciones nacionales de la sociedad civil se comprometen activamente con el Foro Político de Alto Nivel de la ONU, proporcionan evidencias reales y recomendaciones claras, pero en muchos casos no ven que estas propuestas se reflejen en los planes de acción gubernamentales. Desafortunadamente, desde 2015 parece que hay una regresión en las áreas clave de desigualdad, derechos y clima. No podemos quedarnos sin hacer nada y dejar que esto ocurra. Este es el motivo por el que estamos uniéndonos durante estos meses en países de todo el mundo para exigir una acción real”, argumenta Beckie Malay, Copresidenta Global de Llamado Mundial a la Acción Contra la Pobreza (GCAP).

“A lo largo de los últimos años hemos estado trabajando juntos para garantizar que la ONU escuche a las organizaciones nacionales durante las revisiones nacionales voluntarias; sin embargo, vemos desafíos reales en muchos países, como una reducción en las oportunidades de participación, un número limitado de consultas y en varios casos un aumento de los ataques a las organizaciones de la sociedad civil”, Oli Henman, coordinador de Acción para el Desarrollo Sostenible (A4SD).

A lo largo de los próximos meses las organizaciones intensificarán sus acciones conjuntas y se unirán en una Semana Mundial de Acción del 20 al 27 de septiembre con movilizaciones en más de 30 países.

————

Foto: miembros de la coalición el pasado 15 de julio frente a Naciones Unidas durante el Foro Político de Alto Nivel.